Repintando mi banda de Mordheim

De nuevo la fiebre de Mordheim empieza a subir. Este miércoles me uniré a una campaña de Mordheim junto con otro compatriota en estas frías tierras del norte. La campaña, ya lleva en curso varios meses, se desarrolla en la asociación Nopat ja taktiikka, a la cual me acabo de unir recientemente. Como algunos ya sabréis, Mordheim es mi juego de escaramuzas de cabecera. No es que juegue en general mucho a ningún wargame, siempre saco tiempo para jugar a éste. En el pasado ya presenté en el blog mis dos bandas: Cazadores de brujas y mis viejos mariemburgueses. Y como no,  aquí están los hombres bestia de mi hermano, que fueron reciclados para una campaña que juego a Frostgrave. De paso, aprovecho para recordaros el set de cartas que preparamos desde ModelBrush para añadir objetivos secundarios y pequeñas recompensas, así como unas cartas de impactos críticos y de orden de jugadores. Podéis descargar las cartas de forma gratuita en varios idiomas aquí. Ya os adelanto que ahora estamos retomando un proyecto derivado de este para cartas atmosféricas con efectos sobre el juego.

Con motivo de la nueva campaña he dudado un poco entre qué banda utilizar: cazadores de brujas o mariemburgueses. Al final me decanté por los primeros, al tener sus reglas un poco más de salseo. Sin embargo, con el “subidón” de Mordheim no he podido evitar liarme y pintar algo temático. Y a falta de miniaturas nuevas (alguna tengo escondida en el trastero, pero a saber…), he terminado repintando algunas de las miniaturas de mi banda primigenia de Mariemburgo. Aunque eventualmente acabaré dándole un lavado de cara a toda la banda, por ahora me he centrado en las miniaturas de la Legión perdida de Pirazzo (Pizarro, ehem) que nutren la hueste.

Mordheim

La idea era ganar un poco más de contraste y repasar los desperfectos debido a las partidas jugadas. Ha sido cosa rápida, dedicándole una hora aproximada a cada mini. Puedo resumir en tres pasos el trabajo de restauración:

  1. Resaltar la cara: he mejorado los rasgos faciales de las miniaturas, eliminando especialmente el efecto “gafa” (perfilado negro alrededor de los ojos). También le he metido efecto de barba al alabardero y mejorado los ojos.
  2. Luz adicional: he metido una subida adicional a cada pieza de ropa y cuero. Al cuero además le he metido un efecto de desgaste a base de arañazos. Las plumas han sido pintadas totalmente o en parte con azul Periscopios (Vallejo), de un color aturquesado muy interesante.
  3. Metales: éstos son los que más trabajo han llevado. Los metales antiguos eran muy planos. Para ganar contraste he forzado sombras con veladuras negras y recuperado luces con veladuras de plata pura (de Model Air, cuyo pigmento es finísimo). Así mismo, he metido un buen surtido de arañazos aquí y allá; y para terminar, le he dado un ligero tono amarronado rojizo (envejecimiento) con un lavado de Óxido oscuro 302 (Vallejo).

A continuación os dejo algunas comparativas. Y pronto, empezaré una bitácora con las vicisitudes de la campaña de Mordheim!

Mordheim Mordheim Mordheim

 

 

 

2 Comentarios

  1. WOJTEK

    nice paintjob, regards from Poland

    Responder
  2. HeresyBrush

    Thanks for your comment, Wojket!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *