Chuchos Mecánicos – Fábulas de Peluche

¡Continuamos con los peluches! Después de romper el hielo con la primera miniatura pintada, recordad, el leoncito de la anterior entrada, hemos empezado a pintar algunos enemigos. Seguiremos así, alternando un héroe y varios enemigos hasta que terminemos el juego. Los primeros esbirros que hemos pintado han sido los Chuchos Mecánicos. Creados por Crepitus como mascotas para su hija, pero desgraciadamente, ella no les trató demasiado bien. Ahora Crepitus los utiliza para cazar a cualquier juguete que ose desafiar su reinado.

¿Cómo hemos pintado los Chuchos Mecánicos?

  1. Imprimamos las minis con spray blanco.
  2. Aplicamos a toda la mini cualquier color metálico clarito que tengamos.
  3. Damos un lavado con Nuln Oil (Citadel) a lo bruto por toda la miniatura.
  4. Pintamos las zonas metálicas doradas con Dwarven Gold de Scale 75 (pero vale con cualquier dorado).
  5. A estas zonas doradas les aplicamos un lavado con Agrax Earthshade (Citadel).
  6. Para las zonas con óxido, pintamos en pequeñas zonas con Typhus Corrosion de Citadel. Esta es una pintura de la gama Technical que tiene un pelín de textura, así que imita muy bien las rugosidades del óxido.
  7. Con la técnica del pincel seco, aplicamos Ryza Rust de Citadel sobre las zonas pintadas con Typhus Corrosion del punto anterior. Esto terminará de darle el tono oxidado a esas zonas.
  8. Con cuidado, pintamos alrededor de remaches o tornillos con Nihilakh Oxide de Citadel. Es un color azul que imita bien la exidación de algunos metales (como el bronce).
  9. Finalmente perfilamos el dorado y el plateado visible con colores plata y oro muuucho más claritos que los que aplicamos en toda la miniatura al principio. Esto hará que resalten las aristas y que la mini mole mucho más 🙂
  10. Un barniz para protegerlo todo (con aerógrafo o spray) nos evitará lloros o insultos a los amigos a los que se les caigan las minis al suelo. Y les protegerá de la grasa esa del amigo que solo queda a jugar para comer patatas fritas.

¿Cómo ataca un esbirro en Fábulas de Peluche?

Estos Chuchos se mueven muy rápido y tienen dos buenos ataques en el juego, Mordisco y Carga. Mordisco produce el estado ‘Rasgado’ cuando causa la pérdida de alguna Ficha de Relleno a algún Peluche (nosotros, los protagonistas), y tiene una fuerza de 5 (nada mal). El otro ataque, Carga, tiene fuerza 4 pero un movimiento de… ¡7!

Chuchos Mecánicos

¿Y cómo funcionan los ataques de los malos en el juego? Es muy sencillo: en todo momento tendremos un medidor de amenaza en un lateral del tablero (libro). En este medidor se colocan las cartas de los esbirros que están a puntito de salir a por nosotros, junto a un dado negro de amenaza cada uno. En el turno de los esbirros, se coge el dado del esbirro que esté en la parte superior y se tira.

Chuchos Mecánicos

El resultado del dado indicará qué ataque realizará el esbirro cuyo dado hemos tirado. En nuestro caso con los Chuchos Mecánicos, con 1-3 nos atacará con Mordisco y con 4-6 con Carga. Una vez decidido el ataque, este nos indicará 3 valores: el movimiento que podrá relizar el esbirro, el alcance del ataque y la fuerza del ataque. Por ejemplo: Carga le permite mover al esbirro hasta 7 casillas, el ataque tiene alcance de 1 casilla y una fuerza de 4. Y no es necesario tirar ningún dado, la fuerza del ataque es el daño que el esbirro provocará al peluche. Ahora está en manos del peluche poder defenderse de este ataque que acaba de recibir… y lo veremos en el siguiente post.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *