Cazadores de Brujas para Mordheim, ¡banda completa!

Por fin he terminado mi banda de Cazadores de Brujas para Mordheim después de varios años de perrerías por las calles de la otrora espléndida ciudad de Mordheim. Empecé a pintar esta banda hace varios años, cuando aún jugaba a Mordheim en Joensuu (Finlandia). Sin embargo, tras dos exitosas campañas quemando brujas, herejes y nurgletes, aún tenía varias miniaturas en gris imprimación. O lo que es peor, sin ni siquiera montar y basear (me atrevía a jugar con proxies!!!!). La razón de esta calamidad es muy simple: no tenía tiempo de pintar ningún proyecto propio por culpa de todos los encargos de pintura que tenía.

Y no ha sido hasta este año que por el tema de la tesis deje de pintar por encargo, y entre leer artículos científicos y escribir capítulos de la tesis, saqué suficiente tiempo para continuar algunos proyectos olvidados. Entre ellos, éste. De la banda de 12 miniaturas tenía por pintar cuatro, un 25% de la banda,que se dice pronto. Se trataba de los tres zelotes y un nuevo sacerdote guerrero. Aunque ya tenía un sacerdote guerrero pintado, creo recordar que de Avatar miniatures, la miniatura no me terminaba de gustar al ser de otra marca y estilo. Si sois aficionados de Mordheim ya sabréis el estilo tan particular que las miniaturas de este juego se gastan, un estilo un tanto “oldhammero”. La nueva miniatura de sacerdote guerrero que me agencié casa a la perfección el resto de miniaturas de la banda, ya que al igual que los flagelantes, fueron esculpidas durante la época dorada de Mordheim.

En total, la banda pintada incluye lo siguiente:

  • Capitán
  • 3 cazadores de brujas
  • Sacerdote guerrero
  • 3 flagelantes
  • 3 zelotes
  • Mastín

Además, tengo algunos aventureros y guerreros de renombre, como el ogro guardaespaldas, una conversión de aventurero a caballo (es un retier imperial, aunque tengo en una caja perdida la miniatura oficial del “Quijote” que algún día pintaré) y un brujo. Obviamente éste último no puede ser adquirido por una banda de cazadores de brujas. Además, recientemente he pintado la bruja de Mordheim, cuyos servicios solo pueden adquiridos por bandas del caos o destrucción. De hecho esta bruja haría de proxy (oh no, de nuevo un proxy!) de nigromante en mi ejército de No Muertos para Age of Sigmar.

En cuanto a la pintura, desde el primer momento busque un efecto muy particular con la paleta de colores y estilo de pintura: oscuridad y podredumbre. Quería representar una panda de tarados y desarrapados. Vamos, lo peor de la sociedad Imperial que se ha juntado para dar forma a un ridículo intento de partida de guerra. Para conseguir el efecto de oscuridad y suciedad he utilizado una paleta de colores muy oscura, dominada por tonos marrones, con el Marrón chocolate 872 de Vallejo como buque insignia. Si os fijáis, los colores más vivos, como el rojo y el azul, están también “decolorados” y oscurecidos a base de mezclarlos con marrón chocolate en el caso del azul o de tirar de marrón mate como color base para el rojo. Además, para representar un aspecto desaliñado y sucio, el color carne es muy oscuro. De nuevo, tiré de marrón chocolate para sacar las sombras, mientras que el color base es Marrón Beige 872 de Vallejo y las luces fueron sacadas con Piel de Enano 041 de Game Color (Vallejo).

Otro detalle que intenté mimar al máximo son las expresiones de locura de algunas de las miniaturas, en especial la de los zelotes, flagelantes y el sacerdote guerrero. En mi opinión todos estos muchachos representan lo más bajo de la sociedad; carentes de cordura y fácilmente manipulables por los “caballeros” cazadores de brujas. Si os fijáis con atención, veréis que muchos de ellos tienen ojos de loco, efecto que conseguí al pintar un pequeño punto negro en el ovalo blanco, en lugar de pintar una línea vertical en mitad del mismo. Este simple efecto resulta en una cierta mirada de locura.  Finalmente, para darle otro nivel de austeridad y/o pobreza, en estos pobres locos añadí efectos de envejecimiento en armas y piezas de cuero, a base de pintar delgadas líneas a modo de arañazos y desconchones, especialmente en los zelotes. Además añadí una pátina de óxido a base de lavados de marrón rojizo.

Y con esta tengo dos bandas terminadas: Mariemburgo y Cazadores de Brujas. Por el momento no tengo en mente pintar una tercera (muy a mi pesar, al final me deshice de las miniaturas de la Feria Ambulante del Caos), aunque los skaven tienen su encanto…o quizás los deje para otro reto de Age of Sigmar….

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *