Campo de Batalla: Shyish – Etapa 2

Campo de Batalla: Shyish

¡Buenas noches a todos desde Shyish!

El segundo mes del reto acaba de terminar, así que nos toca enseñaros las miniaturas que cada uno de nosotros ha terminado de pintar. Aunque con un par de días de retraso sobre la fecha prevista (hoy es día 7 en vez del día 5 previsto), finalmente nos hemos sobrepuesto y los 5 hemos terminado nuestras miniaturas de este mes.

Como recordatorio, a continuación os dejamos la línea temporal de los puntos de control y lo que haremos en cada uno de ellos. Ya hemos tachado la primera y la segunda etapa… ¡vamos bien!

Ahora, cada uno de los cinco participantes en el Reto os vamos a contar qué hemos pintado y cómo.
¡Gracias por acompañarnos en esta aventura!

Reto de pintura de Age of Sigmar: Campo de Batalla Shyish

  • 100 – Lord Celestant
  • 120 – 5x Vanguard-Hunters

Este mes me ha costado. MUCHO. Ha sido un mes de auténticos locos en el trabajo y he ido a remolque. A pesar de ello, me he liado la manta a la cabeza y he pintado otro personaje que no pensaba terminar. Así que estoy contento con el resultado final y no ha sido un fracaso como creía que sería.

He continuado con mi nueva e inventada Stormhost roja, pintando una unidad de 5 Vanguard-Hunters y un Lord Celestant:

  • Los Lord Celestant son los jefes jefazos de cada una de las Stormhosts de los Stormcast Eternals. Algo así como el general. Aunque en mi caso concreto el general tiene que ser sí o sí un Lord Aquilor montado en un pollo gigante (para el último mes del Reto), me apetecía pintar otro tipo de general ‘por lo que pueda pasar’, jijiji. A la miniatura le he metido algunas piezas diferentes que no venían en el kit original de Games Workshop, como una cabeza de Lord Aquilor con su ‘mega-penacho de plumas’, un hacha también de Vanguard-Hunter y un espadonaco que no recuerdo bien su procedencia (creo que de los mandobles a dos manos de la caja de los Liberators). Con esas piezas se da un aire de general de los Vanguard en vez de un general del montón. Para reforzar su chulería le he subido encima de una peana con escalera que le pega muy mucho muchito. No sé si lo jugaré, ¡pero coñe, cómo mola!
  • Los 5 Vanguard-Hunters son la tropa de línea básica de los ejércitos de la Vangaurd Chamber (los exploradores-rangers-rastreadores-batidores de los Stormcast Eternals). Sigo teniendo la idea de pintar 3 unidades de 5. Los he puesto con sable en vez de hacha porque me gustaban más así, pero la verdad es que no tengo ni idea si en el juego son mejores así o con las hachacas… hmmmmm… debería haber preguntado a Jaime antes…
    Estas miniaturas no tienen ninguna conversión que destacar, pero me parecen impresionantes por el dinamismo que imprimen con sus movimientos. Les he puesto el número 3 en las hombreras, ya que es la primera unidad después de los dos líderes que tendrá el ejército (que serán el 1 y el 2). El jefecillo de la unidad lleva el pelo canoso, un veterano, adusto e imponente líder.

Para la próxima etapa quiero pintar la unidad de Farstriders y alguna otra sorpresita que me vaya apeteciendo a lo largo del mes. ¡Nos volvemos a ver a principios de enero de 2019!

Reto de pintura de Age of Sigmar: Campo de Batalla Shyish

  • 100 – Freeguild General
  • 120 – Hellblaster Volley Gun

Freeguild Age of Sigmar

Para la segunda etapa decidí relajarme un poco y dejar de lado la tropa de línea para disfrutar pintando del Cañón de Salvas y el General del ejército.

El Hell Volley Gun (cañón de salvas para los veteranos), que conseguí de segunda mano en metal, es una miniatura que siempre me ha gustado. En reglas es regulera, pero tenía que ser un must en el ejército. Para aportar variedad cromática, pinté cada miembro de la dotación con un esquema diferente manteniendo en la cabeza los colores ‘corporativos’ de la Ciudad-estado. En un principio pensé en pintar las ruedas y cureña de color amarillo y negro, pero finalmente opté por la comodidad y lo dejé en negro con luces a pincel seco de Antracita (Scale 75).

El General del ejército es una pequeña conversión de un Capitán Mercenario de 5º Edición que llevaba en casa años, con una fea costra de pintura y creo que incluso pegamento. Tras un buen baño en líquido de frenos, aguarrás y alcohol caliente (probé las tres técnicas) quedó impecable. La pequeña conversión fue añadir un penacho en el casco que lleva en el brazo para pintarlo con los colores de Averland, un libro en la montura a modo de registro de soldadas y el caballo encabritado del general de plástico que había comprado.

Reto de pintura de Age of Sigmar: Campo de Batalla Shyish

  • 140 – Abhorrant Ghoul King
  • 100 – 10x Crypt Ghouls
  • 140 – Knight Incantor (Averion Stormsire)

El pasado mes centré mis esfuerzos en la parte de Stormcast, así que en noviembre es de Flesh Eater Courts. Con la misma idea que el mes pasado, presento una unidad Crypt Ghouls como unidad de línea y un Abhorrant Ghoul King como personaje.

Para el reto necesito preparar treinta (¡sí, treinta!) Ghouls. Descubrir un método de pintura rápida es clave para mantener la motivación. Para la pintura, me gustaría tener un ejército donde los Ghouls sean seres oscuros (literal), sombras que se mueven entre las ruinas de Shyish en busca de un buen bocado. El esquema escogido está basado en grises para la piel. Visto sobre los colores verdosos que predominan en la peana, la miniatura pide un contraste, una nota de color. El rojo ha sido el color elegido para los pelajes.

El sistema de pintado de capa base, tinta y pincel seco es peligroso en este tipo de formas. Lo esperable es que quede una miniatura demasiado sucia. En teoría, lo recomendable sería sacar una luz a pincel. Repasar pacientemente los músculos y resaltes de la anatomía de estas criaturas una a una… ¡demasiado trabajo!

Intentando buscar una manera en la que la mini no quedara tan sucia he decido invertir un paso. De esta manera la secuencia de pintado es capa base, pincel seco de luz y luego tinta, con el objetivo de atenuar el salto de colores. Mezclarlos para crear una transición y que la miniatura no quede tan sucia. Los resultados son bastante satisfactorios, pero no termino de estar del todo contento. Como deberes para la próxima entrega se queda pendiente usar unos colores que den un salto de colores más armonizado para que esta técnica sea realmente resultona.

Por su parte, el Abhorrant Ghoul King es una conversión. La parte superior de la miniatura pertenece al jinete de Terrogheist y la inferior es de un Elegido de los Slave to Darkness. Un pequeño tabardo de masilla verde intenta maquillar la transición entre partes:

Decidí pintar la miniatura con la amadura en rojo para darle continuidad al ejército, y la piel en un tono púrpura-azulado (sangre real, ¡claro!)

Por último, este mes también he dedicado un rato a avanzar con los Stormcast Eternals. Con la salida de Warhammer Underworlds: Nightvault, tuve muy claro que la miniatura de Averion Stormsire tenía que ser mi Knight Incantor.

Para el mes que viene, me planteo como reto avanzar con los Ghouls y terminar los Sequitors que tengo pendientes. Sin duda, considero Diciembre un mes clave para el reto, ¡representa el 50% del avance!

Chainrasp Horde

  • 140 – Guardian of Souls with Nightmare Lantern
  • 120 – Spirit Torment

Una etapa tranquila: con el esquema decidido y el proceso de pintado claro, es mucho más sencillo pintar. Así que agarré al Guardian of Souls y al Spirit Torment y les dí vidilla (bueno, no-vidilla).

El proceso de pintado sigue siendo similar a los primeros Chainrasps que pinté. Los puntos focales de estas dos miniaturas son la luz de la linterna por parte del Guardian of Souls y los candados del Spirit Torment así que apliqué un poco más de cariño en ambos casos. Además, a la peana del Spirit Torment le agregué una lápida para que no quedase tan plana.

A nivel de juego hay poco que decir, ambas opciones son OBLIGATORIAS en un ejercito Nighthaunt, los bonus que dan al resto de tropas y su capacidad para curar y lanzar magia son esenciales.

Reto de pintura de Age of Sigmar: Campo de Batalla Shyish

  • 120 – 5x Black Knight

 

Para esta segunda etapa estuve dudando entre pintar algunos héroes o empezar con la Caballería Negra. Al final, tras hacer de nuevo algunos cambios en mi lista, mi ejército contará con diez Caballeros Negros y 5 Héroes, incluyendo un Nigromante. La idea de incluir el Nigromante es que además de darle color al ejército (más en cuanto a jugabilidad que en cuanto a la miniatura!), me ahorro el pintar otros cinco Caballeros. Aunque muy bonitos, son un señor dolor de cabeza de pintar. Y esto lo sé porque al final acabé pintando la primera unidad de cinco.

Si bien la frase insignia del reto en principio era el “pintado rápido”, al final unos y otros hemos tirado la casa por la ventana. En la primera unidad de fantasmas forcé un poco la maquinaría y baje la tolerancia. Y esto dio como resultado que me pintara tandas de 5 miniaturas en una tarde. Lamentablemente, no he seguido así. Al final estoy haciendo exactamente lo mismo que acabé haciendo con mis Seraphon del reto anterior, un híbrido entre mi estilo normal de pintura y algo más rápido. Pero no deja de llevar su tiempo. Y esto lo he notado especialmente con la Caballería Negra. Estas miniaturas son una auténtica gozada. Son la razón por la que desde hace años quería empezar un ejército no-muerto. Pero claro, están llenas de detalles. Y eso se nota a la hora de pintarlas. Empecé muy emocionado un sábado pintando tres a la vez. Empecé a eso de las 9 de la mañana. Acabé después de cenar… Una auténtica paliza, que no repetí al día siguiente cuando bajé a pintarme dos del tirón. Y la próxima vez, seguramente pruebe a pintar solo una. Debo confesar que el sábado llegó un punto en el que no disfruté pintando, y todo por cumplir el cupo que me había auto-impuesto. Como moraleja: de ahora en adelante daré prioridad a mi disfrute personal antes que a un hito personal. Esto no tiene nada que ver con los hitos de la liga, ya que normalmente intento pintar muchas de las miniaturas con antelación (de hecho ya tengo lista la entrada de Diciembre). Si no que se trata más de mis metas personales. Darse el atracón no tiene gracia alguna.

Como ya adelanté, estas miniaturas me encantan. Tanto, que ni si quiera cambié el esquema de color y copié el oficial. Me parece sencillamente perfecto. Las armaduras de bronce y hierro oxidado contrastan soberbiamente con la barda y tunica negras; y el toque rojo de los banderines y bridas aportan un cálido golpe de color. Es cierto que el hierro no se oxida dando un color turquesa… pero preferí ignorar este detalle antes que añadir oxido rojizo. Algo así ya intente en los fantasmas y observe que tanta combinación de colores saturaba la miniatura. El efecto de bronce viejo lo conseguí gracias a las tintas de Citadel Nuln Oil y Agrax, que di de forma consecutiva. Lo único que hice a continuación fue dar un perfilado con plata y añadir un poco de óxido turquesa utilizando la correspondiente pintura Technical de Citadel. Los huesos debo decir que fueron la peor parte. O la más tediosa. Partiendo de un color hueso de Scale75, apliqué la tinta Sepia de Citadel. Y después recuperé primero con color hueso y con marfil después. Parece muy sencillo (de hecho lo es), pero lleva tiempo. Mucho. Esto algo que tengo que trabajar en el futuro, necesito buscar otra fórmula para pintar huesos. ¿Sugerencias?

Campo de Batalla Shyish

Os recordamos los 4 posts anteriores:

1 Comentario

  1. Drakenhof

    Muy buen trabajo chicos, lo más complicado de estos proyectos es la regularidad y se agradecen estos posts con buenas fotos de minis bien pintadas. Muy sutil pero efectiva la conversión del penacho del General Mercenario, como comenté en la otra entrada me encanta el esquema de Averland y en este también me gusta especialmente el tono dorado de la barda. ¿Supongo que la receta parte del Retributor Armour, tinta y alguna subida, no?

    Por otra parte, es jodido lo que comenta Rubén, saber cuando dejar una mini lista o a X nivel. En mi caso en el último año casi pinté exclusivamente para el proyecto de Kislev, tardando muchas horas con algunos personajes y luego debiendo dejar minis de tropa a capa base + peanas. Dependiendo del proyecto encontrar el término medio a veces no es fácil. ¡Ánimo!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *