Mi primera Survival zombie

El pasado 13 de Mayo se organizó en Getafe (Madrid) un Survival Zombieuna especie de gincana en la que tienes que superar una serie de pruebas (25 en esta edición) con la dificultad de que pueden eliminarte los cientos de zombies repartidos por el área de juego. Podríamos decir que es un “pilla-pilla” nocturno de terror que dura 8 horas desde las 22:00 de la noche. Tenía la curiosidad de saber cómo era este tipo de actividades y decidí lanzarme a probarlo con mi mujer y unos amigos. Con el objetivo de superar un Record guiness, la organización se empeñó en superar los 4000 participantes y como veremos más adelantes, quizás entorpeció el juego.

Para participar en el evento podías elegir entre tres tipos de entrada: 10€ como zombie maquillándote en casa, 20€ como zombie maquillado por el equipo FX de la organización y 30€ como Superviviente con el añadido de que si te convertían en zombie, te maquillaban. Como mis capacidades teatrales de zombie son nulas, lógicamente me decanté por la última opción, además de resultar la más interesante. Los supervivientes estaban identificados por un pañuelo verde, los zombies por uno rojo y otro amarillo (los temidos Z o corredores profesionales) y el resto de actores (investigadores y milicia de Nuevo día) con un pañuelo amarillo. Cuando un superviviente era cazado por un zombie debía entregar el pañuelo verde y dirigirse al Check-in para ser maquillado como zombie, recibir un pañuelo rojo y formar parte de una “horda”.

Una organización paramilitar (Umbrella o incluso post-partido nazi) está investigando un virus que convierte a los seres humanos en zombies. Tu objetivo es colaborar con Nuevo día para comprender y descubrir más detalles del virus. Para ello los participantes deben superar una serie de misiones repartidas por todo el área de juego. Las misiones están divididas en 5 secciones u “órganos vitales” con el objetivo de repartir los grupos y que no haya aglomeraciones. Una vez completado cada órgano (5 misiones) hay que volver al Campamento Base para recibir nuevas instrucciones, es decir, qué otro órgano debemos completar. Para llevar el seguimiento de las misiones cada jugador recibe una cartilla con los 5 órganos vitales y las coordenadas de las 5 misiones de cada uno. En cada coordenada encontraríamos a un investigador o miembro de Nuevo día que nos dará unas instrucciones para completar la misión y poder sellarnos la cartilla. Las misiones eran variadas, desde hacerse un selfie con un zombie, meter la mano en un cubo de vísceras, buscar códigos ocultos y transcripciones, hacer un video del comportamiento de los “zombies”, etc.

Los zombies estaban divididos en dos tipos:

  • Brazalete rojo: zombies que hacen ruido y se mueven poco. Además de los actores, se incluyen participantes y Supervivientes “cazados”. Se desplazaban lentamente y su cometido era asustar y cortar el paso a los participantes.
  • Brazalete amarillo: los temibles “Z”. Son corredores profesionales, si los ves, CORRE. Se escondían o estaban de ruta por el recorrido. Algunos eran especialmente rápidos, como el “butanero” o el “botones”. Además, algunos Z actuaban como líder de horda y dirigían los grupos de Supervivientes convertidos en zombies. A partir de las 2-3 AM era habitual ver grupos de 20-30 zombies recorriendo las calles dirigidos por un amarillo.

Para atraparte simplemente deben tocarte o agarrarte. Debías tirarte al suelo para que “te comieran”. Era divertido ver un grupo de 5-6 zombies devorando a un superviviente.

El Check-in comenzaba el viernes 12 para evitar aglomeraciones, aunque nosotros fuimos el mismo sábado a las 20:30. Aquí entregaban el pañuelo verde que debía ser visible durante todo el juego para identificarse como Superviviente, una pulsera para indicar que estabas participando en el juego y en caso de ser cazado, que te pudieran maquillar de zombie, un mapa del área de juego y la cartilla con las coordenadas de los checkpoints con misiones. Además, según la disponibilidad al realizar el Check-in te daban a elegir una hora de acceso al Campamento Base para comenzar el juego.

En general fue una gran experiencia. La intro un poco flojilla, anunciaban a bombo y platillo que habría tanques y vehículos militares, y efectivamente… aunque del siglo pasado (un M3 americano, un camión y dos willis. Sólo había un tanque, de Vietnam). El carro se dedico a aplastar varios coches durante la noche para deleite de los participantes. No da miedo, pero estas en tensión constante porque no sabes de dónde pueden venir los zombies o si pasas una esquina qué habrá escondido al otro lado. Estuvimos corriendo prácticamente toda la noche, huyendo de los Z, intentando completar las misiones o simplemente siguiendo una estampida de supervivientes que huían de “algo”. Las misiones eran divertidas, en muchos casos debíamos repartirnos para que mientras unos entretenían a los zombies, otro completara la misión. Las últimas dos horas del juego se hicieron más pesadas y aburridas, no sólo por el cansancio acumulado de toda la noche corriendo, si no porque los propios zombies y actores estaban igualmente cansados y no era raro llegar a unas coordenadas de misión y ver cómo estaban todos de conversación sentados en una esquina. En la última prueba que nos dio tiempo a hacer nos dijeron “daros la vuelta 1 minuto y hacer como que acabáis de llegar”, poco profesional. ¡¡Sólo logramos completar 12 misiones de las 25, ni el 50%!!

¿Qué mejoraría?

  • Intro del juego: Según tu llegada al Check-in te daban una serie de horas para empezar la gincana y evitar aglomeraciones. Nos indican que a las 22:00 van a realizar la introducción al juego en el Campamento Base, aunque nuestra hora de inicio era a las 22:40. Por desgracia, sólo dejan acceder al Campamento a los jugadores que tienen la hora de entrada de 22:00 a 22:20. Es decir, el resto de jugadores que tenían hasta las 24:00 no pudimos ver la introducción al juego, tuvimos que apañarnos como pudimos detrás de las vallas. Hubiera sido mejor hacer la intro FUERA del campamento o de la zona de inicio de juego y permitir así a todos los participantes disfrutar en condiciones de un espectáculo que también han pagado.
  • Check-in y Campamento Base: entiendo que organizativamente pueda resultar más sencillo designar dos ubicaciones distintas para el Check-in y otra para el Campamento base (dentro de la zona de juego). Pero separarlos 3,5km supone que cuando te atrapan y te convierten en zombie (te maquillaban en el Check-in), o cuando acaba la partida y vuelves a por tu coche, tienes media hora “perdida” hasta que recorres caminando esta distancia.
  • Puntos de avituallamiento: no me explico cómo en una gincana de 8 horas no habilitan puestos de comida y bebida en algún punto de la zona de juego. Obligados a visitar el campamento para sellar las cartillas, lo ideal hubiera sido instalar en esta ubicación un stand o caseto. Hubieran sacado beneficio sin ninguna duda (a las 4 de la mañana estábamos hambrientos y sedientos).
  • Cambio de reglas durante el juego: desde un principio te dicen que SÓLO corren los Z (brazalete amarillo), pero a mitad de partida descubrimos con frustración cuando un compañero es cazado, que “como hay demasiados supervivientes”, los Z están dando permiso a los zombies rojos para que puedan correr. No se deben cambiar las reglas a mitad de la partida sin avisar.
  • Tráfico rodado: tenía mis dudas ya que la partida se organizaba en cuatro hectáreas de zona urbanizada, pero me sorprendió que no estuviese cortada al tráfico. Fue preocupante cuando casi veo atropellar a dos participantes que huían de un zombie.
  • Actores hoscos: entiendo que forma parte del papel de los actores, pero resulta frustrante dirigirte a una persona, que te mire, y que te ignore completamente porque está sellando cartillas. Me parece una falta de respeto aunque se trate de un “papel”, y no fue un caso aislado.
  • Seguridad: en una ocasión vi como un crío empujaba y casi tira al suelo a una actriz y se fue corriendo insultándola. En otro momento de la noche ví como dos zombies y un actor retenían a un jugador (otro crío) intentandole explicar que si le atrapan, no puede empujar ni pegar a los zombies, que es un juego. No sé si englobar este problema en “seguridad” o “mínimo de edad”, y entiendo que más que crítica constructiva a la organización, forma parte de la actitud de los participantes.
  • Actores de refresco: como he comentado, cuando llegas y ves que están los zombies charlando con los investigadores, sales completamente de la “pelicula”. Esto podría solventarse con dos equipos de actores con relevos periodicos.


Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *