Guía para decapar o quitar pintura a miniaturas

Tras un mes reparando, eliminando rebabas y completando las miniaturas, el proyecto Fast painting está a punto de entrar en fase de pintura. Aunque la idea es pintarlo rápidamente, para mí es fundamental que las miniaturas no tengan líneas de molde y estén correctamente montadas. El hándicap de comprar un ejército de segunda mano es que nunca sabes cómo va a llegar. En este caso, la mayoría de las miniaturas estaban pegadas con pegamento de maquetas en lugar de cianocrilato (que es lo ideal siempre que las piezas estén correctamente unidas) y faltaban piezas como escudos, colas de caballo o armas rotas. El ejército es una mezcolanza de unidades de distintas ediciones e incluso kits, así por ejemplo uno de los herreruelos en realidad es un Outrider (yuhu!!), los espadachines y arcabuceros son de 6º y 7º edición, el capitán de los Knights es un caballero del lobo blanco, etc. Como anécdota de esta fase, un herreruelo ahora en realidad es un centauro; es imposible separar las piernas del jinete de la montura sin utilizar dremel y extirpar parte del caballo.

Antes de comenzar con la fase de pulido separé y organicé las unidades en lotes. Revisé todas las piezas perdidas, rotas o que no se correspondían con lo que quería representar (como el caballero del lobo blanco) para trazar una lista de la compra de bits. Una vez decapadas las miniaturas, unidad a unidad he limado, reparado y completado todas las miniaturas y por último, me quedan unas cuantas jornadas de masilla verde para arreglar desperfectos y rellenar huecos.

Con las ganancias de vender las peanas cuadradas que he quitado a las miniaturas, busqué las piezas que necesitaba en varias tiendas de bits (lamentablemente no las hay en España y tuve que comprarlas en una francesa y otra inglesa). Tras rebuscar, logré conseguir los percutores del cañón de salvas (en la foto del cañón el percutor es una pequeña conversión que hice antes de encontrar los originales), 16 escudos para los espadachines, cabeza y brazo con casco del capitán de los Knights, un brazo con escopetón de Outrider (el que compré estaba montado con dos pistolas, como un herreruelo), la montura y piernas para el herreruelo centauro y varias cabezas, brazos izquierdos y con espada para los rotos y tocados durante la fase de pulido (al retirar algunos escudos me llevé un trozo de brazo o dejé un pegote de pegamento+plástico fundido).

Decapar pintura de miniaturas

He probado los tres métodos más utilizados. Para el metal directamente disolvente, y para las miniaturas de plástico líquido de frenos y alcohol de 96º. Antes de comenzar me pasé por un centro comercial para hacer acopio de todo lo necesario con un presupuesto de 14 euros (teniendo en cuenta que los productos de decapado los he usado al 50% o menos y me servirán para otra vez).

  • Guantes de latex (0,75€)
  • Cepillo limpiabiberones (1€)
  • Cepillo de uñas (1,5€)
  • Disolvente (aguarrás) (3,5€)
  • Líquido de frenos (comprado en Amazon) (6€)
  • Alcohol de 96º (0,90€)

 

Algunas recomendaciones rápidas:

  • Lugar ventilado, y si no es posible, enciende el extractor de la cocina al máximo.
  • Es importante proteger la zona de trabajo para luego limpiar, recoger rápidamente y evitar broncas. Cubrí la pila de la cocina, parte de la encimera y los azulejos con dos bolsas de basura extendidas (el plástico genera electricidad estática y se pega muy bien a las superficies).
  • Es fundamental dejar las piezas en remojo hasta que vayáis a cepillarlas. No las saquéis todas y luego las vayáis limpiando, es mejor ir de una en una.
  • Las cantidades utilizadas del producto de decapado dependerán del tamaño del recipiente y de la cantidad de miniaturas involucradas. Si utilizáis un recipiente ancho, tendréis que echar más cantidad de líquido. Lo importante es que las miniaturas estén completamente sumergidas.
  • Como fase final en cualquiera de los métodos, es recomendable limpiar las miniaturas con agua y jabón para eliminar restos de pintura y residuos del producto decapante.
  • Dato curioso: el disolvente o aguarrás “disuelve” y nunca mejor dicho el cianocrilato.

Disolvente (decapar miniaturas de metal)

Método más extendido. En un tarro de cristal vertí unos 200ml de disolvente e introduje todas las miniaturas de metal (cañón de salvas, dotación, general mercenario y grandes espaderos). Los dejé reposar 24 horas y al día siguiente con un cepillo limpiabiberones quité la mayor parte de la pintura y con el de uñas apuré todos los recovecos. En 10 minutos había quitado la pintura a todas las miniaturas.

Líquido de frenos (decapar miniaturas de plástico o metal)

La verdad es que no me rompí mucho la cabeza, tras documentarme cogí un DOT4 barato poco abrasivo. Probé con uno de Amazon (menos de 6€) y funcionó muy bien: FEBI BILSTEIN 26748 Líquido de frenos. Con menos de la mitad (unos 150ml) vertidos en un tarro de cristal, dejé reposando los 20 espadachines pintados durante 12 horas. Con el cepillo limpiabiberones y el de uñas (¡¡cuidado!! primero los utilicé para quitar la pintura de las minis de plástico, si los impregnas de disolvente, adiós miniaturas). Si los hubiera dejado 24 horas la pintura habría salido soplando, pero como quería aprovechar la Semana Santa, quise acelerar los tiempos… error. Por no enguarrinar mucho más, opté por rematar la limpieza con alcohol de 96º.

Alcohol de 96º (decapar miniaturas de plástico o metal)

Truco de Miguel (¡¡gracias majo!!). Dejé los espadachines medio “decapados” durante dos horas en alcohol de 96º (de venta en farmacias). Después calenté en un recipiente de cristal unos 200ml de alcohol de 96º en el microondas (unos segundos, hasta que salen las primeras burbujas, no esperéis más) y metí rápidamente las minis. En unos minutos frotando con un cepillo de dientes (de segunda mano) dejé los espadachines y las ruedas del cañón relucientes.

En conclusión, el método “universal” para cualquier material sería el alcohol de 96º, pero el proceso es más costoso que con las otras alternativas, aunque más higiénico. Por capacidad, el disolvente limpia MUY bien las miniaturas de metal y el líquido de frenos hace lo propio con el plástico, aunque hay que dejar las miniaturas como mínimo 24 horas en remojo, es más sucio más y hay que ventilar después del trabajo.

1 Comentario

  1. Tienda de Miniaturas

    Gracias por los consejos. Actualmente se ha convertido en un pequeño hobbie que tengo y me es muy útil toda esta información tan interesante. Un saludo y gracias!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *