Coches – The Walking Dead: All Out War

¡Hola a todos!

Omar empezó hace un par de meses a jugar al Walking Dead: All Out War, un juego de escaramuzas de Mantic. En él, dos jugadores manejan una pequeña banda de personajes, uno contra otro y contra el escenario, plagadito de zombies. Estos zombies se manejan automáticamente mediante unas sencillas reglas y un mazo de cartas. Solo he podido jugar una partida con Omar… gané, soy un gran estratega XD

Bueno, pues el juego me gustó tanto que decidí que había que ‘mejorar’ un poquito el tablero; tanta ficha plana de cartón le hacía perder encanto…
Mantic sacó a la vez que la caja básica del juego un set de escenografía en 3D bastante chulo (agotado en el momento en el que escribo este post). Decicí comprarlo para poder pintarlo y dárselo a Omar… que el pobre disfrutase de una partidas más ‘reales’… de nuevo, las fichas planas me dan penita.

En este set de esceno vienen 4 coches (2 pickups y 2 Mercedes Clase S), 6 barricadas y 10 tokens de objetivo. Lo primero que he pintado han sido los 4 coches. Son de plástico, huecos por debajo y de una sola pieza. La pintura no ha sido demasiado complicada, excepto por las ventanas, menudo rollo.

Lo primero fue una imprimación a spray de color negro. Una vez seca decidí experimentar con unos productos de AK Interactive de óxido. Simplemente cogí los 3 tonos y los apliqué a ‘cholón’ por encima de los coches, procurando tapar todo y aplicándolos completamente al azar. El resultado fue este:

¡Madré! ¡Qué horror de coches, Miguel! Tranquis, paciencia… confiad en mí.
A continuación cogí la laca en spray del cuarto de baño (¿quién usa laca en esta casa? Ni idea) y rocié los coches con un par de capas. Una vez seca la laca, unos 5 minutos, preparé el aero. Tocaba una sesión de unos 35 minutos con los 4 colores elegidos, rojo, azul, blanco y negro.

Les di un poquito de modulación con el aerógrafo para que los colores no quedaran tan planos. Y ahora el truquito: con un pincel mojado en agua voy ‘arañando’ la superficie de la carrocería. La laca, al entrar en contacto con el agua, se deshace y deja caer la pintura que está encima (los 4 colores aplicados). Por eso hay que tener cuidado y pasar suavemente el pincel. Cuanta más agua cojamos, más pintura saltará, al igual que si apretamos más o menos con el pincel.

Al caerse la pintura junto con la laca, se deja ver en los huecos la capa de óxido aplicada al principio con los productos de AK. En serio… ¡es MUY fácil! Tan solo hay que intentar pasar el pincel por zonas aleatorias… ¡no por todo el coche!

Después de este paso:

  • Barniz satinado con aero
  • Enmascarar los alrededores de las ventanillas (menudo rollo).
  • Pintar con aero las ventanillas. Solo dos tonos de gris con un puntín de azul. Degradado de arriba a abajo en las lunas y en diagonal en las ventanas laterales.
  • Pintar algún detalle: luces, rejilla, neumáticos, etc. A pincel.
  • Poner los décales a los pickups, de alguna maqueta de coches antigua que había por casa.
  • Escurridos de óxido de AK Rust Streaks.
  • Barniz satinado a todo. Con aero.
  • Espolvorear pigmentos color óxido en zonas aleatorias y sobretodo en las partes traseras de los pickups.
  • Espolvorear un poquito de pigmento color polvo en los neumáticos.
  • Observar el resultado y llevárselos a Omar para que sus partidas no vuelvan a ser tan aburridas con las fichas planas de cartón.

Realmente el proceso es sencillo y rápido. En imprimar, dar los óxidos, laca y pintar los colores básicos no se tarda más de 1 hora, y solo con eso el resultado es más que válido. El resto, lo más lento son las ventanillas, donde sí que pude estar como 30-35 minutos.

Aquí dejo un par de fotos de Omar feliz jugando con sus nuevos juguetes… el nivel de realismo es aterrador…

Espero que os haya gustado el resultado y nos vemos de nuevo en el post donde pintaré las barricadas.
¡Hasta la próxima!

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *