Age of Sigmar: Stormcast Eternals #1

Uno de los principales motivos por los que un ejército no llega nunca a tocar una mesa de juego (al menos en mi caso) es la falta de planificación. Por propia experiencia puedo nombrar una interminable lista de proyectos sin acabar que descansan en alguna estantería o armario de mi casa. Por suerte, después de tanto tiempo en el hobby, aprendes que la constancia y una buena planificación, lo hace todo muuucho más fácil. Aprovechando que tengo listo mi plan de pintura para esta campaña, voy a escribir sobre algunos pasos que sigo para poder acabar lo que empiezo.

Primeras pruebas de montaje

Empieza un nuevo proyecto con un objetivo en mente

Ya sea solo por ver unas pocas miniaturas en una vitrina, por acudir a un torneo concreto, o por jugar una partida con amigos en una fecha señalada, una de las cosas que más me ayuda a organizarme es tener un objetivo para una fecha límite. En este caso, participar en una campaña como esta, es ideal para marcarte objetivos… de hecho ¡¡ya vienen marcados!!. Mi objetivo al apuntarme a la campaña (aparte de disfrutar del hobby con amigos) es claro: QUIERO PINTAR MI EJÉRCITO DE STORMCAST ESTE AÑO. ¡¡Así que mi plazo es 1 año y mi objetivo 2000 puntos pintados!!.

Mi objetivo para este año...a falta del Celestant prime!

Pinta algo que de verdad te guste

El impulso inicial para venirte arriba con un nuevo proyecto es realmente fácil de conseguir. Normalmente viene en forma de nuevas miniaturas que se acaban de poner a la venta, una lista de ejército que ha ganado un torneo, etc. Lo que he aprendido en este tiempo, es que ese impulso inicial, tiende a diluirse y desaparecer con la misma velocidad que llegó.

Por eso ahora empiezo los proyectos porque de verdad hay algo en las miniaturas o en el trasfondo que me atrae. De hecho, normalmente cuando sale un nuevo ejército que me gusta no es cuando empiezo a coleccionarlo, suelen pasar semanas o incluso meses viendo las miniaturas en un lineal de la tienda hasta que me decido a comprarlas. Y en ese momento, cuando llevo meses dando vueltas a algo (leyendo sobre ello, viendo tutoriales de pintura, partidas online…) es cuando de verdad se que un ejército me gusta, para mi no es algo impulsivo, es algo meditado.

Se nota que los Stormcast me gustan!!

Planifica antes de empezar

Creo que este es el punto clave para tener éxito en tu proyecto: la planificación. Para mí, este primer paso de un proyecto va directamente ligado con la cantidad de tiempo que dispongo para llevarlo a cabo. El hobby es una actividad que desarrollamos en nuestro tiempo libre, así que la primera pregunta antes de empezar un proyecto es: ¿de cuanto tiempo libre dispongo?. Puede parecer una tontería, pero prefiero ahorrarme la frustración de ver como no voy a ser capaz de acabar un proyecto y no empezarlo. Normalmente dispongo de entre 4 y 6 horas a la semana para dedicarle al hobby. Lo cual significa que una vez terminada la planificación, tengo que ver si soy capaz de llevarla a cabo en sesiones semanales de ese tiempo.

Cuando preparé mi lista de ejército, pensaba solo en qué miniaturas quería pintar y qué lista de ejército me apetecía jugar. Al acabar la lista, vi que se trataba de un ejército de 42 miniaturas, en unidades de 5 y 10 figuras. Teniendo esto en cuenta y con la condición de tener una unidad o héroe pintado al mes, me dí cuenta de que tenía que ser capaz de pintar (más o menos) un stormcast a la semana en mi sesión de 4-6 horas.

Con esto claro, empecé a planificar el trabajo: Si se tratase de miniaturas individuales, de algún héroe, un monstruo o algo para exponer en mi vitrina, normalmente monto por separado la miniatura haciendo submontajes, imprimo con aerógrafo y me tomo muchísimo tiempo para pintar, por ejemplo, 10 o 50 horas. No nos engañemos, las miniaturas a las que has dedicado tanto tiempo quedan genial, pero si te planteas un ejército grande de esa manera inevitablemente te vas a frustrar, porque te puede llevar varios años acabarlo, ¡¡si es que alguna vez lo acabas. Por eso, y teniendo en cuenta que tenemos que compatibilizar el hobby con el trabajo y la familia, siempre sigo los mismos pasos para ser más eficiente:

Primero : Montar todo el ejército

Os parecerá una tontería, pero ver todo el ejército listo en la mesa me da una sensación de calma al ver que verdaderamente no es tanto que pintar. Siempre monto en cadena, unidad por unidad. Separo de las matrices, quito rebabas, líneas de molde y luego monto. Todo en cadena. En grupos de 5 miniaturas, que para mi es abarcable sin tener que meterme un atracón de quitar líneas de molde (no nos engañemos: eso no es divertido).

Segundo: Imprimar y aplicar la capa base

Una vez montadas todas las miniaturas, suelo imprimar todo y si (como en este caso) el ejército es mayoritariamente de un color, aplicarlo con spray o aerógrafo.

Tercero: Tener claro el esquema de color

Idea de esquema de color sacado de InternetNo empieces a pintar un ejército si no tienes claro el esquema de color, y como vas a pintar cada tono. No sólo es importante para que quede bien cromáticamente, además sabrás en que orden quieres pintar cada color y ahorrarás tiempo. En mi caso, primero viene el color mayoritario (el dorado), luego enmascaro y aplico los azules con aerógrafo y a continuación empiezo con el pincel.

Siempre hago las peanas lo último, de hecho hago todas las del ejército del tirón. Es el elemento que unifica al ejército, y al hacerlas de esta manera me aseguro de que todas son iguales.

Uno de mis mayores defectos es la falta de memoria, así que cuando doy con una receta para una parte de la miniatura, hago una foto a los colores que he utilizado, en el orden en el que los he utilizado y con un cartel para no olvidar para que sirven.

Recordar mezclas de color

Cuarto: pintar por grupos (pequeños)

Otra de las claves para ganar velocidad y coherencia en el ejército. Siempre pinto por grupos, pero lo suficientemente pequeños para no aburrirme, 4 o 5 miniaturas como máximo.

Quinto: marcate objetivos concretos y alcanzables

Si empiezas una sesión de pintura o un proyecto diciendo: hoy me voy a pintar estos 30 para que mañana me pinte los otros 30 y así tener listo todo para el fin de semana, vas mal. ¿De verdad eres capaz de pintar 60 miniaturas en 2 días? ¡piénsalo bien antes de empezar!. Porque cuando no lo consigas, te frustrarás. Para mí, pintar 42 miniaturas (1 por semana en unas 4 horas) en unos 9 meses, es algo concreto y alcanzable, y cada sesión de pintura que cumplo… ¡¡AUMENTA MI COMPROMISO Y MI MOTIVACIÓN CON LA INICIATIVA!!.

¡¡¡Espero que estos consejos os sirvan para vuestros proyectos!!!

1 Comentario

  1. Eclectico

    Muy interesante. En mi último post hablo también de la motivación y como afrontar proyectos como el vuestro. Ánimo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *